1 junio, 2017

Reiki Usui

El Reiki es una técnica japonesa en la que el terapeuta mediante la imposición de las manos hace pasar la energía con la intención de equilibrar el organismo del paciente.

Diríamos que la energía que se canaliza es inteligente, pues sabe a qué zonas debe dirigirse, trabajando tanto el plano físico, emocional, mental y espiritual de la persona. El Reiki en realidad no cura. De hecho es tu propio cuerpo el que se sana por sí solo. El Reiki sólo proporciona energía en aquellas zonas donde hace falta, reequilibrando el fluir de la energía vital. Una vez conseguido esto, es nuestro cuerpo el que se autocura. El Reiki está reconocido a nivel mundial, y aceptado por muchos centros hospitalarios y médicos como terapia alternativa de sanación.

¿De qué manera aplico esta terapia energética en mujeres que quieren quedarse embarazadas y no pueden?

El ser humano tiene muchos centros reguladores de energía, pero las más importantes son 7. En Reiki los llamamos Chakras, y precisamente son esos 7 puntos los que se trabajan con esta técnica. Cada Chakra se sitúa en un lugar específico del cuerpo humano. En mujeres como tú, que no logran concebir o sufren abortos, trabajo principalmente el chakra Sacro o Swvatistana. Este chakra regula el sistema genital y reproductivo, problemas menstruales y de fertilidad, entre otros aspectos. Se relaciona con las ganas de vivir, las relaciones familiares, de pareja y sexuales.

Si quieres saber más, ponte en contacto conmigo a través de este formulario.